Tod@s tenemos truquillos para sentirnos mejor por fuera y por dentro. Una alimentación sana y equilibrada, hacer deporte, no fumar, no beber… Hay miles de consejos universales para poder realzar nuestra belleza, pero hoy queremos daros unos cuantos que se puedan llevar a cabo simplemente abriendo la puerta de la nevera (o de la despensa).

Photo 15 Oct 2012 17_38

[checklist style=”arrow”]

Para el pelo: la miel, el aceite de oliva o el aguacate pueden ser unos buenos aliados. Los puedes utilizar echándote el alimento directamente sobre el pelo y dejándolo actuar (desde 10 minutos hasta toda la noche) o añadiendo un par de cucharadas a tu acondicionador diario. La miel suaviza, el aceite de oliva le da brillo y el aguacate sirve para reparar cabellos dañados o secos.

Para la cara: avena, yogur y de nuevo miel. Se mezclan todos los ingredientes (una cucharada sopera de avena, una cucharadita de yogur y una pizca de miel) , se aplica en la cara durante 15 minutos y al limpiar la mascarilla el resultado es una piel hidratada y fresca. Además, si le aplicas una cucharadita de azúcar y en vez de dejarlo reposar, te frotas la cara, exfoliaras la piel y te quedará limpia y sin impurezas.

Mascarilla_colageno

Para la piel: Azúcar y aceite de oliva. En una tacita de azúcar, añades medio vasito de aceite de oliva y, con la piel limpia, extiendes la pasta por todo el cuerpo, insistiendo en codos y rodillas. El resultado es una piel limpia de células muertas.[/checklist]

Éstas son sólo tres de las recetas para una piel mucho más limpia y hidratada, pero hay muchísimas más. ¿Queréis compartir vuestros trucos con nosotros?