Recientemente se aprobó en Estados Unidos la venta del Palcohol, un polvo que solo con disolverlo en agua se puede convertir al instante en un cóctel de los de toda la vida.

El veredicto lo llevó a cabo el TTB (que vendría a ser la agencia sobre los impuestos y el comercio de alcohol y tabaco de los Estados Unidos), y será el próximo otoño cuando su creador, Mark Phillips, empiece a ofrecer el susodicho polvo.

cocteldepolvo

Se sabe que el Palcohol —que así es como ha decidido llamarlo el señor Phillips— presentará al menos inicialmente, dos variedades: ron y vodka. Aún así, también existirán otros cuatro sabores en polvo también: limón, margarita, mojito y cosmopolitan. Éstos se podrán añadir al brebaje inicial, además de cualquier otro tipo de refresco.

Es posible que a muchos de vosotros se os acudan ideas un tanto ‘oscuras’ al pensar en alcohol en polvo, como por ejemplo el poder hacer contrabando en las fiestas, esnifarlo para poder sentir los efectos del alcohol de ‘otro modo’, o añadirlo directamente a la comida.

No es que me haya vuelto loco dándoos ideas, es que éstos son algunos de los conceptos con los que se promovía el invento en la página web oficial. Mark Phillips debió pensar que aunque mala publicidad, lo importante es que se hable de su producto. Aún así, cambió de opinión y quitó esas notas de la lista, alegando que solo se trataba de una broma.

Más información en Palcohol

Vía| The Guardian