Hay ingredientes que sólo sirven para potenciar el sabor de los alimentos, o bien para darles otro toque para nuestro paladar. Un nuevo estudio ha averiguado cuando empezó el ser humano en añadir especias a la comida.

especias

Según el bioarqueólogo Hayley Saúl, de la Universidad de York (Reino Unido), en el Neolítico -hace 6.000 años- las personas ya utilizaban aderezos para hacer más sabrosas las viandas. Para llegar a tal conclusión, el equipo de Saúl analizó varios recipientes de cerámica que fueron utilizados para cocinar en dicha edad, en el norte de Europa. En ellos se encontraron rastros de condimentos vegetales, además de restos lipídicos de animales.

Concretamente, se hallaron residuos de lo que podía ser aliaria (conocida como la hierba del ajo), que se usa para aromatizar los platos con su peculiar picor. Pero lo fundamental del descubrimiento, claro está, es que los humanos ya tenían el conocimiento de las especias para condimentar sus carnes y pescados, y que por lo tanto eran capaces de cocinar “sofisticadamente”, tal y como ha explicado el mismo Hayley Saúl.