Todos hemos escuchado hablar de la dieta Dukan. Es más, apostaría a que todos hemos intentado en algún momento bajar de peso de manera rápida, con dietas poco sanas y que a largo plazo (y no tan largo plazo) pueden provocarnos desarreglos alimenticios. Como anécdota personal, tengo que confesar que yo intenté hacer esta dieta en diversas ocasiones y no pasé del segundo día.

Bascula

Se trata de una dieta con un alto contenido en proteínas y pocos carbohidratos y grasas. Tiene un enganche muy fuerte, ya que como anuncia en su propia web: Su mayor atractivo es la rápida pérdida de peso que experimentamos en sus primeros días, incluso llegando a perder hasta 5 kilos en esos primeros 5 días y no volverlos a ganar nunca más.

Nada más y nada menos que cinco kilos en cinco días. Un kilo por día. No hace falta decir mucho más.

El libro de la dieta, “El método Dukan Ilustrado”, fue en 2012 uno de los libros más vendidos según Bookscan Nielsen. Páginas web, blogs y numerosos comentarios en distintas webs son una muestra de que esta dieta tiene tantos seguidores como detractores.

A día de hoy es noticia por la expulsión de Pierre Dukan, creador de la dieta, del colegio de médicos francés. El doctor ya no está colegiado y se encuentra jubilado, por lo que esta decisión no tendrá consecuencias directas sobre su persona. El poco rigor de su dieta parece ser que ha sido la causa principal de esta expulsión. Ahora hay que esperar para saber si esta noticia atraerá a más seguidores a su dieta o la desbancará a ser otra de esas “dietas milagrosas” utilizadas como último remedio justo antes del verano.